Dra Zul Contreras (Zul Cont)

ZUL CONT VISITÓ EL MALBA: “Dream come true”, de YOKO ONO. ARTE CONCEPTUAL y PARTICIPATIVO CONTEMPORÁNEO. MI OPINIÓN.

In Arte, Comunicación Social, Interés general, Luz literaria, museo de arte, Pensando en..., Pintura, Uncategorized on julio 25, 2016 at 3:42 pm

“De YOKO ONO y LUZ a ZUL”

Foto realizada por ZUL CONT (“De Luz a Zul”)

“CONCEPTUALMENTE”, así como algunas rarezas “sensatas” al buscar el “sí” reflectado en el techo flotante de Yoko Ono, expuesto en el MALBA, esa vanguardia que enamoró a John Lennon, así es de simple el concepto de las aparentes complejidades de la vida, en medio del hartazgo del palabrerío absurdo. ZC

zul y yoko ono en MALBA

MI OPINIÓN:

Es una obra de arte, porque está expuesta en un MUSEO DE ARTE. Si no estuviera allí, sería una performance extraña, increíblemente, simple de exponer y compleja de comprender como arte. Siempre opino que cuando una obra considerada de arte podría hacerla yo, desde mi más absoluto desconocimiento de la técnica, del estilo o de la estética, entonces, deja de ser -para mí- una “obra de arte”. Pero no es así. Al menos, no debe ser considerada de esta manera, porque el arte conceptual, el arte abstracto, el “”””ARTE”””” en toda su dimensión, es aquél que puede hacer cualquiera como acto de expresión, del mismo modo, como cultura es todo aquello que hace un pueblo, artista y no artista, todos. ¿Entonces es arte poner una escalera en un recinto, una pantalla en el techo, un “sí” pequeñito adentro de esta última y una lupa con la cual buscarla y leerla?. Sí, según el arte conceptual y participativo contemporáneo. La misma Yoko Ono nos lo dice que es ella y el participante quienes arman el objeto de arte, la acción artística, la perfomance… Bien… Como los especialistas dicen: se trató de un cambio de paradigma y allí reside la importancia de estos movimientos artísticos, más allá, del gusto por ellos. Se celebra esa innovación, ese “desparpajo” de revertir lo visto hasta ese momento. Grandes temas encierran muchas de sus expresiones: la “””PAZ”””, uno de ellos.  No soy crítica de arte (aunque soy libre de criticar todo o no) pero le presto atención y eso no es poca cosa. En la carrera de periodismo, tuve una materia llamada “Historia del arte”, en la cual -con diapositivas- observábamos, contemplábamos y analizábamos cuidadosamente cada pieza artística, cada expresión, cada escuela, cada artista… A diferencia del arte clásico de Miguel Angel, sólo por dar un ejemplo, tú, yo y él podemos hacer nuestra obra de arte conceptual: si pongo un pizarrón sobre el cual todos escribimos algo que nos referencie a nuestra madre, o un concepto, frase o dibujito con un pincel y pintura sobre una misma, o un mensaje colgadito en un árbol lleno de mensajes de todos quienes lo observan, o clavar un clavo -cada uno- con un martillo sobre una cruz de madera, hacemos arte. De hecho, en la muestra de Yoko Ono, en el MALBA, hice todo eso y más. Una tarde distinta que no terminó en Yoko, sino que siguió con Antonio Berni, Frida Kahlo, Diego Rivera, Voluspa Jarpa, Tarsila do Amaral, Xul Solar, Jorge de la Vega, entre otros. (De Luz a Zul). ZUL CONT

zul yoko ono programa de actividades

Foto: Programa de actividades. Visita al Museo de arte MALBA (Ciudad Autónoma de Buenos Aires).

———————————————-

Fuente: http://www.malba.org.ar/evento/yoko-ono-dream-come-true/

Primera exposición retrospectiva en la Argentina de Yoko Ono (Tokio, 1933) pionera y figura ineludible del arte conceptual y participativo contemporáneo. La muestra está compuesta por más de 80 trabajos, que incluyen objetos, videos, films, instalaciones y registros sonoros producidos desde principios de los 60 hasta hoy, y tiene como eje las llamadas Instrucciones, que Ono viene desarrollando desde hace más de sesenta años.

Asociada con el arte conceptual, la performance, el grupo neo-vanguardista Fluxus y los happenings de los 60, Ono ha sido, sobre todo, una pionera en el cuestionamiento del concepto y el objeto de arte. Ha roto las fronteras tradicionales que dividen las distintas disciplinas artísticas y ha creado un nuevo modo de relación con los espectadores.

Usando un lenguaje claro y universal, Ono produce objetos, eventos, rituales y acciones, cuya precisa elaboración se completa a través de la participación del público. Las “instrucciones” son piezas compuestas por mensajes simples y poéticos, que invitan a los espectadores a realizar determinadas acciones, como “escuchar el sonido de la Tierra girando” o “encender un fósforo y vigilar hasta que se consuma”.

El proyecto expositivo contempla dos instancias: por un lado, la propia muestra en las salas de MALBA; por otro, la exposición y difusión de gran parte de las obras en el espacio público (carteles, colectivos, anuncios publicitarios), los medios masivos de comunicación (diarios, revistas, radio y televisión) y las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, Tumblr).

De este modo, Yoko Ono amplifica el alcance de una obra con un fuerte compromiso social y político, a partir de su militancia a favor de movimientos como el feminismo, el pacifismo y el ecologismo. En Dream Come True, la artista nos invita a atravesar una experiencia transformadora en nuestra relación con nosotros mismos y con los demás.

Visitas guiadas

Evento agua

El agua es un motivo recurrente en la obra de Yoko Ono, y provee muchas capas metafóricas: el agua es el componente principal del cuerpo humano. La filosofía budista compara la vida humana con el agua y el cuerpo humano con un recipiente. En 1971, Ono invitó a un conjunto de artistas a participar en un Evento de agua, que tuvo lugar en el Museo Everson de Siracusa. Su intención era la creación de obras colaborativas basadas en el agua y sus significados.

En el marco de Dream Come True, Ono convocó a un grupo de artistas latinoamericanos –Liliana Porter, Hernán Marina, Ana Gallardo, Amalia Pica, Rosângela Rennó, Runo Lagomarsino, Alexander Apóstol, Alfredo Jaar, Tania Bruguera, Teresa Margolles, Tercerunquinto, Antonio Caro– con la consigna de que produzcan una obra-recipiente capaz de “llevarles agua” a las personas, ya sea para sanar su mente o para reconocer su valentía para manifestarse. También puede destinarse específicamente a una persona, pueblo o región que necesite desesperadamente agua. Cada obra será exhibida en las salas del museo como parte de la exposición.

Publicaciones

Para acompañar la exposición Dream Come True, MALBA editará dos publicaciones: un libro que dará cuenta de la muestra, a modo de catálogo, y una reedición de 1.000 ejemplares de Pomelo (Grapefruit, 1964), de Ono. En 1970, Pomelo fue editado en Buenos Aires por Ediciones de la Flor, en la que fue su primera versión en español. La conocida editorial hizo una apuesta fuerte. Grapefruit era un texto experimental, y Yoko Ono no tenía el reconocimiento internacional del que goza hoy. La edición hasta hoy permanece agotada.

Mediante la ayuda de Kuki Miler, responsable de De la Flor, MALBA contactó al autor de la tapa de aquella edición, Oscar Smoje, actual director del Palais de Glace, y a los herederos de la autora de la traducción: la escritora, periodista, editora y traductora argentina Susana Lugones. “Pirí”, como se la conoce habitualmente, fue secuestrada y desaparecida en 1977 durante la dictadura. Con la edición que ahora emprende, MALBA ha querido recuperar y homenajear aquella edición mítica de 1970.

Fuente: http://www.malba.org.ar/evento/yoko-ono-dream-come-true/